Kommigraphics always works
closely with you at every step of a
well structured procedure of brand
design, so that your views are.

San Fermín
Impulsando una Comunidad Autónoma a través de la Marca.

Contexto
San Fermín es una de las fiestas más populares y conocidas en medio planeta, un punto de encuentro para más de 35 nacionalidades que viven y disfrutan una de nuestras fiestas con más tradición.

Más que una semana en la que Navarra se abre al mundo para compartir sus tradiciones, su cultura, su gente, su pasado y su futuro.

Reto
Recuperar la fortaleza de San Fermín para que sea un vector de estratégico de crecimiento para la región y un impulsor de la Marca Navarra en el mundo.

Solución
Después de un diagnóstico de salud de Marca agregando todos los estudios sobre perfiles de turismo realizados estos últimos años, y de un diagnóstico de competitividad de la Marca Navarra, se definió un plan estratégico para la transformación de San Fermín. Pasando de una fiesta a una Marca.

Un plan que define una nueva forma de abordar la fiesta, para atraer a otro perfil de turismo más elevado, multiplicar las estancias medias y expandir el turismo de Pamplona a toda Navarra, multiplicando el impacto económico en toda la región.

Definimos un nuevo posicionamiento y narrativa, el replanteamiento del producto turístico y la experiencia, la importancia de las normativas y ordenanzas, así como un nuevo sistema de trabajo interno colaborativo, como la mesa foral de San Fermín para que la marca impulse todo Navarra.

Hemos definido una nueva Narrativa de marca que pone de manifiesto las ventajas competitivas de Navarra bajo el concepto ‘Contradicciones’. Un concepto que recoge la singularidad del territorio y del pueblo navarro en positivo. Un lugar de montañas de nieve y desiertos, de ciudades de árboles y bosques de gente, de pasado de vanguardia y futuro de tradición. Un espacio de fiesta y de calma, de grandes momentos y pequeños bocados.

Un nuevo San Fermín que cobra vida a través de una nueva identidad visual basada en la singularidad de la fiesta y en el rol de la misma para Navarra.

Un logotipo que se apalanca sobre dos fuertes trazos lineales que ponen en paralelo los términos San y Fermín, buscando simbolizar la calle como espacio de encuentro, de diversión y respeto, como elemento único y diferencial.

Unas calles que se convierten en ventanas de Navarra al mundo, por las que mirar y acercarse a Navarra.